Cambiar de hábitos por otros mejores exige compromiso. La persona que quiere retirar de su vida los productos con composición animal o derivados de ellos, requiere de disciplina en muchos frentes.

En términos de alimentación hay cada vez más opciones. Por ejemplo en la ciudad de Medellín hay oferta de restaurantes veganos y mercados orgánicos. Pero las acciones van mucho más allá… deshacerse de la lana, la seda, el cuero y la piel. Para el cuidado de la piel y el maquillaje buscar productos veganos y libres de crueldad-, y sólo comprar productos éticos para el hogar.

Pero lamentablemente el espectro de productos veganos y libres de crueldad aún es estrecho. Los productos animales todavía se utilizan en muchos productos de uso cotidiano.

Por ejemplo, hay muchos materiales de arte, y no sólo pinceles, que utilizan derivados animales. Afortunadamente, hay compañías y marcas que están intentando cambiar esto, utilizando ingredientes y alternativas basadas en plantas. The Art Tiffin hace precisamente eso. La empresa se creó para introducir suministros de arte y materiales sin crueldad, a través de un modelo de suscripción mensual.

En diálogo con Stef Botinelli de Ethica Magazine, la CEO y fundadora de The Art Tiffin, la señora Dr Pragya Agarwal, compartió información clave sobre cómo evitar dañar a los animales y seguir siendo creativos.

Muchos de los ingredientes utilizados en los materiales y suministros de arte no son veganos ni libres de crueldad, como sucede con la mayoría de los pinceles y pigmentos rojos como el carmín. ¿Cuáles son los materiales y suministros más comunes que comparten dicha condición?

Dr. Pragya Agarwal responde que hay varios materiales y suministros encontrados luego de una extensa investigación con recolección de pruebas. Los papeles de acuarela tienen un apresto que es gelatina natural; la pintura tiene bilis de buey; la tinta puede contener aglomerante de goma laca -secretada por un gusano- o sepia -obtenida de la tinta de calamar-, escarabajos cochinilla aplastados o huesos de animales carbonizados; los lápices de los artistas tienen cera de abejas; el pegamento tiene piel de conejo y los pinceles tienen pelo de animales como la marta, ardilla, mangosta, caballo o cerdo. La bilis del buey se obtiene de las vacas y se usa como agente humectante en la mayoría de las pinturas de acuarela. Algunos colores, especialmente los pigmentos negro marfil y negro hueso, a menudo provienen de huesos de animales carbonizados.

El carmín es un gran problema, no sólo en el arte sino también en la cosmética. Puede ser difícil de identificar si no se conoce el nombre científico del pigmento. ¿Qué se debería evitar y qué se utiliza para crear tonos rojos que sean veganos y libres de crueldad?

Dr. Pragya Agarwal responde que el carmín es un tinte natural que se obtiene de insectos cochinilla machacados y secos, originarios de México y América del Sur. El insecto que produce ácido carmínico se extrae del cuerpo y de los huevos, luego se mezcla con aluminio o sales de calcio para hacer un colorante carmín, también conocido como cochinilla. En el siglo XVI fue llevado a Europa y se hizo extremadamente popular debido a su vibrante color rojo. También se utiliza en lápices labiales y algunos colorantes alimentarios. A diferencia de los productos de belleza y alimentos, es imposible saber qué hay en la pintura, ya que no hay pautas de políticas claras ni ingredientes incluidos en el envase. Sin embargo, muchas pinturas han producido tintes sintéticos como reemplazo. El color “Alizarin Crimson” se extrajo de las raíces de las plantas madder en el siglo XVIII y luego se sintetizó a mediados del siglo XIX, y otro pigmento -el Minium- también conocido como plomo rojo, reemplazó al carmín en algunas de las pinturas, aunque estos pigmentos producidos sintéticamente no son realmente amigables con el medio ambiente. Usando el conocimiento tradicional, los tintes basados ​​en plantas también se pueden producir a partir de flores, pero los costos de producción son muy altos.

¿Hay productos no veganos que todavía no tengan una alternativa vegana?

Las tintas negras y sepia se producen usando tintas de cefalópodos (calamar u otro molusco). Incluso si se producen con hollín o carbón negro, se usa un agente aglutinante que contiene gelatina o laca, o algunas veces tintes de añil y azul a partir de conchas de moluscos trituradas.

Dr. Pragya Agarwal ha probado varias tintas pero no ha podido encontrar ninguna tinta negra de buena calidad que sea vegana. Hay tintas para tatuajes que son veganas, pero ella aún no ha tenido la oportunidad de probarlas.

¿Se puede usar otra cosa en lugar de la tinta negra estándar?

Hay tinta de nogal que no es de color negro puro sino sepia y puede dar diferentes tonos de marrón, dependiendo de la cantidad de agua que se mezcla con ella.

¿Qué tan fácil es encontrar marcas de productos de arte veganos en tiendas y en línea?

Dr. Pragya Agarwal explica que se está volviendo cada vez más fácil, pero sólo si se sabe que se está buscando. No hay mucha claridad al respecto, y los proveedores son a menudo no conscientes de lo que está contenido en el material de arte en sí. Si se va directamente a los propios fabricantes, hay algunos que son reacios a revelar los ingredientes exactos, y muchos otros están conscientes de la necesidad de que los materiales de arte sean ecológicos y libres de crueldad. Hay algunas marcas en el extranjero que son más naturales, pero no están fácilmente disponibles en el Reino Unido o no entran al país debido a las reglas sobre la importación de pinturas y pigmentos. El costo de estos también puede ser bastante prohibitivo.

¿Qué marcas de arte vegano y sin crueldad puedes recomendar?

Faber-Castell, Daler-Rowney y Derwent son algunas buenas marcas, pero no todos sus productos son veganos. Sennelier es otra marca que es consciente del eco y la ética.

¿Hay más demanda de artículos de arte veganos en estos días? ¿Crees que en un futuro cercano los ingredientes animales en los suministros de arte se eliminarán gradualmente o todavía nos queda un largo camino por recorrer?

Ceres Justos Colombia

 

Dr. Pragya Agarwal explica que de acuerdo con la última encuesta realizada por la Vegan Society en 2016, hay más de medio millón de veganos en el Reino Unido. Sin embargo, el problema aquí es que no existe una distribución generalizada ni conciencia de que los materiales de arte tienen productos animales y no son libres de crueldad. En este sentido, hay un largo camino por recorrer, para obtener los mismos estándares, pautas y transparencia estrictas que están disponibles para productos de belleza y alimentos. The Art Tiffin se creó con este objetivo principal en mente: crear conciencia sobre los materiales de arte veganos, investigar y probar materiales y suministros de arte, contactar a los fabricantes y proveedores y obtener más claridad sobre lo que ellos contienen.