Ser vegano es un asunto que va mucho más allá que dejar de comer carne y otros productos derivados de los animales. Se trata, en realidad, de velar por el medio ambiente y hacer algo por los animales. Aunque dejar de comértelos, así como criarlos para ordeñarlos y recoger sus huevos y su miel, es, de por sí, un tremendo grano de arena (una palada, más bien), todavía puedes hacer mucho más. Muchos veganos trabajan como voluntarios en centros de protección animal, otros adoptan animales o destinan sus hogares como lugares de paso. Son excelentes aportes. Pero trabajar directamente en la ecología para proteger las especies nativas (tanto de flora como de fauna), puede producir cambios al largo plazo que podrían ser muy beneficiosos. No tienes que ser un experto, ni dedicar tanto tiempo en ellos. Vamos a hacer una breve lista.

1. Botellón de basura no reciclable

Aunque muchas etiquetas de los productos que consumes a diario incluyen el símbolo del reciclaje, lo cierto es que no se puede hacer mucho con esos empaques. Hay un problema adicional: por lo menos en este país, aunque separes y laves las basuras (para ayudar en la labor del reciclaje), todo se mezcla otra vez y se comprime en los camiones de basura. Por esta razón, un pequeño gran hábito que puedes empezar a implementar (si no lo has hecho), es conseguir un botellón vacío, como los de agua, y rellenarlo de este tipo de basura plástica no reciclable. Asegúrate de lavar todo muy bien para evitar la acumulación de hongos. Te sorprenderás de la cantidad de basura que le cabe a este envase, y de la manera en que evitas que el plástico se riegue por el mundo más de lo que lo hace. Algunas personas usan estas botellas como ladrillos para pequeñas estructuras, echa un vistazo.

2. Esterilización de especies invasoras

Tienes que ser muy amargado para no amar a los gatos, pero estos terremotos peludos de cuatro patas son realmente una especie invasora que azota las poblaciones de pájaros en todo el mundo. Esto produce desequilibrios medioambientales, teniendo en cuenta que los pájaros cumplen funciones importantísimas para el control de insectos y la siembra de árboles frutales con sus excrementos. Así que es importante esterilizar los gatos, no dejarlos salir, y, sobre todo, nunca comprarlos. Adopta, mantenlos en casa y esterilízalos. Aunque suene cruel, dejar de propagar esta especie en nuestro territorio le haría mucho bien al ecosistema.

3. Flores para las abejas

En otro post, hemos hablado de la importancia de cuidar a las abejas, así como de las especies de flores que podemos cuidar y cultivar para ayudarlas a vivir mejor. Si no lo has leído ya, aquí tienes el enlace.

Ceres Justos Colombia

 

4. Sembrar árboles nativos

No te dejes llevar por el sentimentalismo en cuanto a los árboles. Es importante saber reforestar. Si el Estado tala especies no nativas, es una excelente oportunidad para sembrar árboles endógenos, que pueden aportarle más al aire, a los pájaros, a los insectos, y, claro, a nosotros. Asesórate bien, busca especies nativas y plántalas con abundante tierra abonada en un lugar en donde no ocasione problemas. Si no tienes mucho tiempo, ponte una meta: siembra un árbol al mes. Busca el espacio adecuado (hay reservas naturales en donde puedes hacerlo) y planta un buen arbolito.

5. Hacer compost

Puedes aprovechar tu basura orgánica para abonar tus plantas, y el medio ambiente lo aprovecharía mejor que en un basurero. Cava dos agujeros de un metro de diámetro por uno de profundidad, consigue tierra negra y cenizas (de chimenea, puede ser), y haz capas de basura orgánica (cáscaras de fruta, restos de verduras, ripio de café, residuos de jardín), intercaladas con capas de tierra y ceniza. Cuando se llene un agujero, sigue con el otro. Cuando se llene el segundo, la tierra del primero será muy fértil, y, con ella, podrás abonar tu huerta, tu jardín, o los árboles que tengas en tus cercanías.

6. Hábitos de transporte

Es mejor para tu bolsillo, para tu salud mental y para el aire que todos respiramos: usa menos tu carro o tu moto, y viaja más en transporte público (o camina). Aunque tome un poco más de tiempo, le quitarás un carro a la congestión vehicular que ya hace imposible el tráfico en nuestra ciudad. La bicicleta es una excelente opción, y puedes aprovechar la red de ciclorrutas que está creciendo en Medellín.

Ceres Justos Colombia

 

7. Optimizar el consumo de agua y energía

Igual: le ayudas a tu bolsillo y al medio ambiente. Desconecta los cargadores de celular cuando tu teléfono esté cargado. Es un desperdicio de energía. Lo mismo con tu computador, tu tablet o cualquier aparato que use baterías. Cierra bien las llaves del agua, y, si gotea, arregla la tubería para no desperdiciar agua potable. Evita dejar la llave abierta mientras lavas los platos o te lavas los dientes. Limita tus duchas a una sola canción (de las que cantas, o de las que escuchas). El agua que usas para cocinar (digamos, papas), la puedes usar para regar las plantas.